Programa comeniusBecas Comenius

Haz Practicas de Empresa en el Extranjero

Una de las últimas encuestas del Parlamento Europeo sobre movilidad laboral señala que el 50% de los jóvenes europeos están dispuestos a trabajar en el extranjero. Y por una vez, en esto los universitarios españoles no se diferencian de sus vecinos. Han comprobado por sí mismos lo que todos los estudios afirman; tener una experiencia internacional aumenta las posibilidades de encontrar un empleo cualificado porque mejora sustancialmente la calidad del curriculum y así lo valoran las compañías.

Practicas en el extranjero

Una forma perfecta de obtener esta experiencia es realizando prácticas en empresas. Se trata de un trabajo no remunerado por un tiempo que puede durar desde unos meses en verano hasta uno o dos años. Generalmente se realizan en un país europeo, por las facilidades de movilidad. Los más demandados son Inglaterra, Irlanda, Francia y Alemania.

Un primer trabajo de este tipo supone una increíble experiencia vital, que en muchas ocasiones proporcionará amigos y contactos que durarán toda la vida. Con suerte y talento, unas prácticas de este tipo pueden ser el desencadenante de toda una carrera profesional en el extranjero. No se trata de experiencias puntuales, existen incluso programas de captación de talento específicos para universitarios y recién titulados que han participado en programas de movilidad internacional. La participación en este tipo de experiencias hace suponer una disponibilidad para viajar y una desenvoltura suficiente para hacerlo, que suele ser requisito indispensable de puestos de mando intermedios y directivos.

Otro tipo de habilidades que se adquieren durante unas prácticas en el extranjero, y que son muy valoradas son, además de los idiomas, la flexibilidad, la perspectiva y el haber adquirido una actitud distinta sobre el empleo, formas de trabajar y estructuras organizativas en otros países europeos. Se trata, en definitiva, de una manera de tener al alcance de la mano todos los instrumentos para subir los primeros peldaños, y quién sabe si muchos más, en el mundo laboral.

¿Por dónde empiezo?
En primer lugar, debes elegir tu destino y encontrar empresas extranjeras que sean favorables a las políticas de contratación de becarios de otros países. Si tu nivel de inglés no es muy alto, o nunca has viajado a uno de estos países, elegir un destino o solicitar prácticas por correo electrónico a diferentes empresas puede resultarte una tarea muy larga en el tiempo, frustrante y, muchas veces, sin éxito. Lo mejor esbuscar asesoramiento por parte de una agencia con experiencia y garantías. Las agencias conocen la manera de trabajar y puestos requeridos en multitud de compañía en los países de destino, así como en qué perfil y destino puedes encajar mejor por tu presupuesto, nivel de inglés y curriculum previo. Empezar una nueva vida y tener un trabajo en prácticas gratificante te resultará muy sencillo gracias a su apoyo. Muchas empresas solo contratan becarios en prácticas a través de agencias que les hacen toda la selección previa y el papeleo. Es muy probable que te ofrezcan un contrato laboral al terminar tus prácticas si tu desempeño ha sido satisfactorio. Las prácticas normalmente tienen una duración de entre 6 semanas a 3 meses, pero las empresas suelen ser flexibles en este sentido.

¿Nuestras recomendaciones? Aprende todo lo que puedas de la cultura que va a acogerte: gastronomía, costumbres y aspectos prácticos como el funcionamiento del transporte, el sistema sanitario o los horarios de las tiendas. Tu agencia de informará en detalle de todas estas variables para que tengas menos sorpresas una vez que hayas llegado al país que te acoge y que tu recibimiento y adaptación sea más placentera y rápida. Por último, refuerza tus clases de idiomas, tanto en España como en destino, para poder demostrar mucho mejor todo lo que vales en tu nuevo trabajo.

Consigue más información sobre nuestros programas de prácticas en empresas en el extranjero

Web de Elena Tejedor
Elena Tejedor