Programa comeniusBecas Comenius

Cómo aprovechar al máximo la Beca Comenius

Las personas que consiguen una Beca Comenius son afortunadas. Este año 2013, han sido 352 los alumnos que han tenido la suerte de disfrutar de una beca de movilidad de este tipo. Por eso, una vez en el país de destino, hay que hacer todo lo posible para disfrutarla al máximo, ya que se trata de una oportunidad que no se tiene todos los días.

Motivación

Afrontar el reto de vivir en el extranjero no es algo que suceda todos los días y menos con una Beca Comenius. Por eso  hay que intentar evitar crearse falsas expectativas sobre lo que esto supone.  No se trata de una estancia de vacaciones en el extranjero, sino de una beca de estudio orientada a que los alumnos aprendan lo máximo posible durante el programa. Recibirás una sesión de formación organizada al llegar a tu país de destino.  A partir de ahí, la responsabilidad de aprender es tuya.

aprovecha tu beca Comenius

Actitud positiva

Cuanto mejor sea tu actitud, más gratificante será también tu experiencia. Intenta poner al mal tiempo buena cara, hacer de los problemas oportunidades y disfrutar de cada momento que vivas en el extranjero, porque será la forma de crearte recuerdos inolvidables.

Adaptación

Participa en actividades extra escolares. Aunque eches de menos España y a tu familia y amigos,  intenta limitar el tiempo que pasas con ellos al teléfono. Estarán ahí cuando vuelvas. Sin embargo, si tu contacto con ellos es excesivo, te será más difícil integrarte en tu familia de acogida y hacer amigos nuevos.

Las culturas nuevas sorprenden, la mayoría de las veces positivamente, pero en ocasiones nos generan conflictos.  Intenta enfrentarte con una mente abierta al reto que tienes delante, conseguirás aprovechar al máximo la experiencia y aprender mucho más.

Paciencia

Aprender un idioma no es algo que se pueda hacer en un día. Prepárate para superar los malentendidos lingüísticos, para sentir frustración de vez en cuando porque no consigues expresar lo que quieres decir. Poco a poco, irás adquiriendo las fórmulas y la fluidez suficiente, y verás que al final de tu estancia Comenius habrás aprendido el idioma de tu país de destino.

Web de Elena Tejedor
Elena Tejedor